La factura

El contador y la factura no son sólo instrumentos para aplicar las tarifas sino también elementos que nos informan sobre nuestro gasto de agua y que, por tanto, nos pueden ayudar a mejorar nuestros consumos.

La factura del agua de Aguas de Lucena se emite trimestralmente y está compuesta por una cuota fija de servicio y un importe variable según el consumo. Incluye todos los gastos derivados del ciclo urbano del agua, desde que se capta en los ríos o embalses hasta que llega a nuestras casas, pero también desde que desaparece por el desagüe hasta que, una vez depurada, se devuelve al medio natural. 
 
Cuota de servicio

La cuota de servicio es un importe fijo que se calcula según el tipo de vivienda y el sistema tarifario contratado. Le garantiza la disponibilidad inmediata y el acceso permanente al servicio de agua potable.

Cuota variable por consumo de agua

Es la cantidad que abona el cliente en función de su consumo, expresado en metros cúbicos ( 1m3=1000 litros). Cubre los gastos de tratamiento del agua, mantenimiento de instalaciones y funcionamiento de las entidades suministradoras.

Saneamiento y alcantarillado

Cubre el coste de evacuación de aguas residuales y el mantenimiento de las redes de alcantarillado. Se calcula por mismo procedimiento que el consumo de agua.

Cánones o recargos especiales

Se trata de cuotas únicas que se utilizan para afrontar situaciones excepcionales, como una sequía o  atender gastos extras.

En el caso del canon con finalidad ecológica implantado por la Ley de Aguas para Andalucía se destina a financiar la construcción y gestión de los embalses y de la obra hidráulica que garanticen el abastecimiento de las poblaciones. Y a invertir en las depuradoras que traten el agua usada antes de devolverla al medio ambiente en buenas condiciones, lo que posibilita recuperar la calidad de los ríos y lagos de nuestro entorno.

Servicios ajenos al ciclo del agua