Potabilización

Potabilización

  • Aguas de Lucena recibe el agua ya potabilizada de Emproacsa, mientras que en el agua procedente de los Manatiales de Zambra y Campo de Aras realiza un tratamiento de desinfección con hipoclorito sódico. La calidad sanitaria del agua suministrada se controla en todo momento mediante análisis diarios con el único objetivo de que ésta llegue en perfectas condiciones hasta el grifo de las casas.
  • Las actuales infraestructuras de abastecimiento en alta tienen su origen en año 1968 con la redacción del Proyecto de Abastecimiento de Agua a Lucena y otros Pueblos de la Zona Meridional de la Provincia de Córdoba. En 1973 el Consorcio de Aguas para la Zona Sur (CAZS) inicia el abastecimiento a Lucena, Montilla, Aguilar de la Frontera, Moriles, Monturque, Encinas Reales, Benamejí y Rute, desde el manantial de La Hoz.
  • La ETAP de Iznájar tiene una capacidad de tratamiento de 51840 m³/día abastece a una población de 235.550 habitantes.
  • Emproacsa, tiene implantado en su Laboratorio de Control de Calidad de Aguas el Sistema de Gestión de la Calidad según la norma ISO 9001:2000.

Conoce cómo se potabiliza el agua.

  • El agua que se hace llegar hasta la planta de tratamiento es de composición muy variable y debe ser tratada con técnicas muy sofisticadas para asegurar la calidad exigida por las autoridades sanitarias. La naturaleza nos muestra el mejor camino para tratar el agua. Las Estaciones de Tratamiento de Aguas Potables en Andalucía responden al tipo de plantas llamadas convencionales, que proceden al tratamiento del agua mediante cuatro fases denominadas de Aireación, Decantación, Filtración y Desinfección.
  • En la potabilización del agua, el hombre reproduce, a pequeña escala, el mismo proceso que realiza el medio natural con el agua. En la primera fase, suministramos aire al agua, que es lo mismo que la naturaleza hace cuando en un río de rápidos, los saltos y cascadas la oxigenan, luchando contra la polución orgánica.
  • En la decantación se pretende que aquellas materias suspendidas que lleva el agua sedimenten.
  • ¿Qué hacemos cuando existen partículas con dificultad para decantar, para caer?. Observemos qué ocurre en el mar. Allí las aguas llegan muy turbias, sin embargo el agua está clara. ¿Qué hay en el agua marina que no esté en la continental?. La salinidad.  El hombre añade pues una sal durante el proceso de decantación y el agua se clarifica. Con unos dispositivos de extracción vamos apartando los fangos (sedimentos).
  • Pero aún el agua no está todo lo clara que debería ser. ¿Qué hace la naturaleza? Las aguas de las fuentes y de los manantiales han pasado por mantos permeables de arenas. Por tanto, el hombre también hace pasar en la planta el agua por un camino de arena y de esta forma sale el agua cristalina.
  • Finalmente procederemos a desinfectar, bien con ozono, con cloro y sus derivados o mediante carbón activo. De esta forma aseguramos la mejor calidad del agua hasta el grifo de los consumidores.